Promueve hábitos alimenticios saludables en los niños

Hábitos alimenticios y salud

Un niño entre 1 y 5 años consumirá generalmente tres comidas principales y dos meriendas al día, aunque algunos niños pueden comer comidas más pequeñas y más frecuentes y también es normal. Es importante recordar que todos somos diferentes y si tu hijo no come con la misma regularidad que tú, no hay ningún problema. La mayoría de los niños requieren comida cada tres o cuatro horas de acuerdo a su rutina diaria. Retrasar una comida o una merienda sólo 10 minutos puede causar irritación inducida por el hambre, resultando en malas decisiones sobre los alimentos solo para calmarlo.

No te sorprendas si alrededor de los 12 meses tu hijo, que suele comer muy bien, se ralentiza en su tasa de crecimiento y comienza a mostrar signos de indiferencia a ciertos alimentos o incluso a volverse quisquilloso.

La mayoría de los niños sanos no se morirán de hambre así que recuerda, el crecimiento y desarrollo de tu hijo son los indicadores claves de cómo se encuentra y no la cantidad de comida que ingieren en cada comida. Lo importante es lo que le ofrezcas al niño para comer, después de todo ellos se comerán lo que les ofrezcas.

Consejos para una alimentación saludable de bebés y niños pequeños

Estas son algunas sugerencias generales que pueden ayudarte a establecer una dieta equilibrada, saludable y nutritiva y, además, desarrollar hábitos saludables con las comidas:

• Hacer la transición de los alimentos blandos a los bocados alrededor de los 9 meses y fomentar la auto-alimentación cuando el bebé sea capaz. Esto ayudará con los malestares de la aparición de los dientes y evitará que se vuelva quisquilloso con las comidas.

• Haz que los hábitos alimenticios sean tres comidas y dos meriendas al día cuando tenga entre 9 y 12 meses.

• Ofrécele pequeñas cantidades de comida de forma frecuente.

• Dale bocadillos saludables.

• Establece rutina predecible alrededor de la comida, como sentarse a la mesa juntos y hablar durante la cena.

• Crea una variedad de comidas y alimentos, no renuncies a los alimentos que a tu hijo no le gustan; En su lugar, sigue ofreciéndoselo en pequeñas cantidades. Podrías sorprenderte

• Proporciona alimentos que le gusten a tu hijo e introduce otros nuevos.

• Ofrece comidas sencillas y saludables, que ofrezcan oportunidades para que tu hijo se familiarice y se sienta cómodo con los alimentos.

• Crear una relación con los alimentos es mucho más que solo comer.  Haz que sea divertido, agradable y elógialo.

• Trata de ser creativo con la forma en que pones la comida en el plato. Las caras felices hechas con puré de papa y un par de guisantes pueden ser divertidas.

• Se un buen modelo a seguir. En los primeros años, tu hijo aprenderá a repetir los comportamientos de las personas más cercanas.

• Evita darle a tu hijo comida chatarra tanto como sea posible. Harás su vida mucho más fácil y tu niño será más sano.

• Obtén el apoyo de los más cercanos a tu pequeño, abuelos, tías, tíos, etc. para incentivar los hábitos alimenticios que deseas.

¿Por qué mi niño no come sus comidas?

Los niños pequeños rechazan los alimentos por diversas razones: desinterés, preferencia por la autoalimentación, aparición de los dientes, enfermedad y a veces por hábitos alimenticios. Los bebés alimentados con alimentos blandos durante demasiado tiempo pueden volverse muy exigentes. Por tanto, los bebés pueden querer alimentarse predominantemente con alimentos dulces tales como fruta y no con alimentos tales como los vegetales.

Los niños tienen estómagos pequeños así que pueden llenarse fácilmente con la merienda, la leche u otras bebidas. Evita alimentar a tu pequeño demasiado cerca de una comida principal, evita la comida chatarra y ofrécele cosas como la leche después de una comida.

Algunos niños no se adhieren a nuestras opiniones sobre los hábitos alimenticios, prefiriendo suplir sus necesidades nutricionales en sólo un par de comidas al día. Algunos incluso tienen una comida principal en el almuerzo y apenas tocan su cena. Todo esto es muy normal y un buen consejo es nunca obligar a un niño a comer ya que puedes inducir una asociación negativa y duradera respecto a ésta. No obstante, sigue ofreciendo alimentos saludables en las horas habituales y permítele elegir. Sé paciente, persistente y consistente.

¿Qué puedo hacer para fomentar una alimentación saludable?

Una de las herramientas realmente valiosas que tienes como padre es el control sobre el medio ambiente: qué ocurre en el hogar, cómo ocurre, su regularidad, dónde ocurre y quién está involucrado. Como dice el Dr. Phill: esta es " la moneda" que puedes usar para mantener las cosas en buen camino.

Tú diriges la cocina, así que úsala. Haz que los niños participen en la preparación y cocción de los alimentos. Enlista a tus pequeños ayudantes para que pelen, corten (con ayuda), viertan, revuelvan, laven, pongan la mesa, etc. y siempre supervisa y asegura que el ambiente sea seguro. Enseña a tu pequeño sobre la limpieza. Mi hijo se molesta al ver una verdura, pero me ayuda a rallar el calabacín que ponemos en un pastel, lo mezclamos, lo cocinamos en el horno y se lo come una vez está preparado.

Cultivar tus propias verduras es otra manera fantástica de hacer la comida divertida, además puede ser muy estimulante para los niños. Incluso si no tienes jardín, hay un montón de cosas que puedes hacer. La mayoría de los niños se sorprenderán de ver crecer una zanahoria o una papa o ver como se abren los brotes de frijoles. Sé creativo e involucra objetos cotidianos como un carro de juguete viejo, una matera rota o una vasija pintada a mano para sembrar tus alimentos.

Otras cosas a tener en cuenta: sé coherente, evita las distracciones (como la televisión y juguetes), sé persistente y trata de estar relajada durante esta fase. Puede que también tengas que ser astuta para obtener "cosas buenas". Importante: nunca te rindas y siempre ofrece alimentos saludables. Una vez que comienzas con la comida chatarra no hay vuelta atrás.

Líquidos

Alrededor de los 6 meses de edad, es mejor utilizar vasos para bebés o vaso con tapa para líquidos que no sean leche materna o de fórmula. Permitir que tu hijo beba líquidos distintos al agua de un biberón puede aumentar el riesgo de caries por causa de los azúcares. No permitas que tu bebé pase mucho tiempo chupando del biberón y lava continuamente sus dientes, el azúcar en los dientes de leche no es ideal.

Siempre ofrécele a tu hijo bebidas durante todo el día. Su sensación de sed aún se está desarrollando, por lo que pueden no saber que tiene sed y conducir al estreñimiento.

Además, mientras que la leche es importante por el calcio y las proteínas, una ingesta excesiva de leche (o jugo) puede desplazar los alimentos y por lo tanto reducir los nutrientes que tu hijo está recibiendo a lo largo del día. Puede ser esta la razón por la que tu hijo apenas parece comer alimentos sólidos, pero sí se toma toda la leche del biberón.

Jugos de fruta

Muchos de nosotros creemos que si damos a nuestros hijos un poco de jugo de fruta, aseguraremos que reciban nutrientes vitales como la vitamina C, no obstante las bebidas a base de frutas e incluso alternativas de leche como la soya, la avena y el arroz pueden ocasionar dificultades. Uno de los grandes problemas es que los jugos (e incluso, en cierto grado, demasiada leche) desplazan la comida, lo que puede llevar a desequilibrios nutricionales. La promoción de hábitos saludables como animar a tus hijos a beber agua o cantidades de leche apropiadas para la edad, es mucho mejor.

Los niños entre las edades de 1-6 años no deben beber más de 150 ml de agua al día (aproximadamente media taza) en dos sesiones.

Lee las etiquetas de los alimentos para verificar el contenido de azúcar

El azúcar común, también llamado sacarosa, puede generar caries dental y contribuir a otras enfermedades como la diabetes y la obesidad. La supervisión de la ingesta de azúcar de tu hijo es un buen hábito para empezar.

El azúcar es un ingrediente "oculto" en muchos alimentos y puede aparecer en comidas que no esperas como en los aderezos para ensaladas, en las galletas saladas, en la salsa de tomate, en los frijoles, en las sopas enlatadas, en las verduras enlatadas, en los cereales del desayuno, en el yogur y en los jugos de frutas.

Una encuesta reciente hecha con más de 2000 marcas de cereal encontró que:

• Todos los cereales infantiles excepto uno tienen demasiado azúcar y/o muy poca fibra.

• 10 de los 20 cereales para niños tienen un 40% de azúcar

• Sólo se recomiendan tres de los 10 principales fabricantes de cereales: Vita Brits, Weet-Bix y Sultana Bran.

Fuente: Mayo 2003 Choice Magazine, Australia

Otros alimentos perjudiciales incluyen refrescos, mermeladas, helados y pasteles. En particular, los refrescos deben evitarse ya que tienen un promedio de aproximadamente 8-9 cucharaditas de azúcar por lata.

Maneras simples de reducir el consumo de azúcar refinada:

• Busca dentro de los ingredientes, otros nombres para el azúcar tales como: sacarosa, glucosa, lactosa, fructosa, sorbitol, manitol, jarabe de maíz, miel, malta, extracto de malta, maltosa, extracto de arroz, melaza, jarabe dorado y azúcar invertido.

• Comprueba la posición del azúcar en la lista de ingredientes. Elije alimentos que no contengan azúcar añadido o aquellos en los que el azúcar no figure en los tres ingredientes principales.

• Evita adicionar azúcar a los alimentos como los cereales. En su lugar, cubre con yogur o fruta para obtener proteínas, fibra y nutrientes adicionales.

• Reduce la cantidad de azúcar utilizada en la cocción y horneado. Te sorprenderá lo poco que se necesita en la cocción, por ejemplo, el pastel de banana casi no necesita

• Sustituye las galletas y dulces con frutas frescas o secas.

• Agua potable o jugo de fruta en lugar de refrescos. Una lata de refresco contiene alrededor de nueve cucharaditas de azúcar.

• Selecciona los zumos de frutas que no contienen azúcar añadido.

Algunos datos rápidos

¿Sabías que los productos lácteos pueden proteger contra las bacterias orales que causan la caries dental?

Por supuesto, la higiene dental es una de las mejores cosas que puedes hacer para evitar las caries, pero ¿sabías que los lácteos pueden proteger contra la caries dental? Parece que algunos de los componentes de la leche pueden prevenir la formación de placa durante el proceso de descomposición, así como la prevención de la pérdida de minerales de los dientes. De hecho, la Asociación Dental Australiana recomienda que ingieras una pequeña cantidad de queso después comer de alimentos y bebidas azucaradas ya que esto ayudará a neutralizar el ácido producido por las bacterias orales.

¡No todos los yogures son iguales!

Muchos tipos de yogures son simplemente leche espesa con azúcar añadida y fruta. El yogur verdadero se hace de la leche fermentada con un cultivo de bacterias como las acidophilus. Debido a que está fermentado, las bacterias pueden digerir parcialmente el azúcar de la leche (lactosa) haciendo que muchos intolerantes a la lactosa puedan tomar esta saludable bebida. Lactobacillus ha demostrado reducir las infecciones respiratorias en los bebés al tiempo que mejorar la consistencia de sus heces. Los probióticos también ayudan al sistema inmunológico dándole al intestino una nueva línea de defensa. Esto también puede ayudar a los que sufren de alergias y aquellos con síndrome del intestino irritable.

Esta información ha sido proporcionada por Leanne Cooper de Sneakys baby and child nutrition. Leanne es nutricionista calificada y madre de dos niños muy activos.

Te puede interesar

Las madres vuelven al trabajo, prepárate con anterioridad

El volver al trabajo es algo muy emocionante para muchas madres. Se les presenta una gran oportunidad para considerar un cambio en su campo de acción o para negociar cierta flexibilidad. Mira nuestros consejos para el Regreso al trabajo a continuación.

¿Cómo puedo negociar un trabajo con horarios flexibles o de medio tiempo?

La negociación de la flexibilidad para trabajar tras el retiro por maternidad es una manera fantástica para que empieces a trabajar en el balance entre trabajo y familia. Cualquier momento es un buen momento para plantearle a tu jefe acerca de las opciones para volver a trabajar medio tiempo o con horarios flexibles, incluso si acabas de quedar embarazada. El truco esta en ser proactivo, ponte a pensar en tu papel y en las tareas que realizas. ¿Podrías realizar estas tareas en medio tiempo o con horarios flexibles? ¿Qué tal trabajar desde casa algunos días de la semana? Prepara tu caso con antelación y recuerda tener en cuenta cómo tus sugerencias pueden llegar a tener un impacto sobre tus colegas y sobre la compañía. Habla con tu jefe y busca llegar a un acuerdo. No caigas en la trampa de trabajar en tus días de descanso. Un trabajo de medio tiempo significa que te pagan en función de lo que trabajas, así que no te sientas culpable. Con la escasez nacional de mano de obra calificada, es un buen momento para pedir flexibilidad en los horarios.

¿Estás pensando en empezar tu propia empresa?

Empezar tu propia empresa puede ser la solución al problema de trabajo y al equilibrio con el tiempo en familia. Todo lo que necesitas es una gran idea, algo que te apasione mucho. La financiación de la empresa es el siguiente obstáculo. ¿Cuánto cuesta volver tu idea una realidad? Tu plan de negocio te ayudará a estimar el costo. Además, tienes que pensar en las habilidades que no tienes. Habla con tus amigos, familiares y colegas que si tienen las habilidades que a ti te hacen falta y ponles ideas en sus cabezas. Un socio podría ser una buena opción para algunas personas, pero deberes tener mucho cuidado con quién quieres involucrar en tu negocio y el grado de libertad que necesitas. Empezar tu propia empresa requiere paciencia y determinación, además de la capacidad de superar obstáculos a corto plazo y aprender de ellos. Esto, te dará la oportunidad de trabajar medio tiempo y desde tu casa.

¿Cómo escribir la parte de 'ama de casa' en tu hoja de vida?

El mayor error que puedes cometer en tu hoja de vida es referirte al tiempo que has pasado en tu casa como ama de casa. Aunque es una afirmación verdadera y seamos sinceros, es probablemente ¡El trabajo más duro y difícil de la vida!, Limpiar traseros,lidiar con las pataletas de un niño en un centro comercial y estar al tanto de un bebé las 24 horas del día, probablemente no sea suficiente en tu hoja de vida. Ponte a pensar en las tareas no remuneradas que has realizado y empieza a hablar de estas como charla de trabajo. Por ejemplo, la recaudación de dinero para una organización requiere comunicación, gestión de negocio y habilidad de comercialización. Si has estado llevando las cuentas de tu empresa familiar, aparecerán empleadores muy rápidamente que están dispuestos a pagar por tus servicios. Trabajar en una dulcería requiere de habilidades de manejo de dinero, servicio al cliente y la capacidad de trabajar en equipo. Asegúrate de estar pendiente de los anuncios de ofertas de trabajo y mirar las habilidades que los empleadores están buscando. Si necesitas mejorar tus habilidades y la confianza en tus habilidades, evalúa la posibilidad de hacer un curso corto.

¿Trabajar desde casa es para ti?

Trabajar desde casa es algo que a la mayoría de nosotros nos gustaría hacer. La posibilidad de trabajar medio tiempo y la solución al problema familiar suenan muy atractivas. La cuestión es, ¿Eres el tipo de persona que puede trabajar desde casa? Si eres estricta con tu tiempo, organizada, apasionada y las tareas del hogar no te distraen, trabajar desde casa puede ser justo la solución para ti. Sin embargo, por el otro lado, trabajar desde casa puede ser solitario y puede que extrañes la interacción social que viene de ir a la oficina. Aun así, asistir a una reunión con tus colegas cada semana o visitar a tus clientes de manera frecuente podría resolver este problema. Trabajar desde casa también parece la solución perfecta al problema del cuidado de los niños, aunque desde mi propia experiencia, esta no es la respuesta si esperas estar pendiente de los niños durante todo el día. Los niños pequeños querrán tu atención sin importar lo que estés haciendo. Por último, si trabajar desde casa es lo tuyo, asegúrate de que la oficina en casa este configurada con un computador, Internet de banda ancha, teléfono y fax.

Sí confías en ti misma puedes obtener ese trabajo

Para muchas madres, la confianza en sí mismas puede ser el mayor problema a la hora de solicitar un trabajo de medio tiempo. ¿Cuántas veces hemos oído cosas como: "Voy a esperar hasta el próximo año porque vamos a salir de viaje pronto y la Navidad está a la vuelta de la esquina y así sucesivamente? Si quieres trabajar, no hay nada que te detenga. Definitivamente tendrás que buscar una guardería o niñera y actualizar tu hoja de vida. También puede que necesites invertir en un curso de actualización. Yo misma tuve poca confianza en mí misma volviendo a trabajar después de 7 meses tras el nacimiento de cada uno de mis hijos, por lo que puedo imaginar cuánto te preocupa si has estado sin trabajar por aun más tiempo. Pero a la hora de la verdad, esto no te hará ningún bien. Hay un trabajo ahí afuera con tu nombre escrito y te encantará. Es de suma importancia que valores las habilidades que recogiste de ser madre y que pienses en cómo se pueden adaptar a tu vida laboral. Otra cosa, mírate al espejo y habla de ti misma, esta es una buena práctica para las entrevistas. ¿Estás siendo agradable? Asegúrate de hablar positivamente acerca de ti misma en todo momento y deja de pedir disculpas, ¡este es un hábito sin el que todos podemos vivir!

¿Pensando en cambiar tu campo de acción?

¿Estás pensando en cambiar tu campo de acción? A veces, tener hijos puede ser un abre ojos para un cambio en nuestro trabajo. Durante este tiempo has podido pensar en lo que quieres en la vida y cuáles van a ser tus requisitos de flexibilidad. La licencia de maternidad puede ser una gran oportunidad para pensar en hacer algún estudio superior. Mientras tu trabajo se pone al día con el concepto de flexibilidad, puedes considerar iniciar tu propia empresa y así podrías establecer tu propia flexibilidad u horario de medio tiempo. Es posible que tengas la oportunidad de convertirte en un consultor de tu propia industria o quizás te surja una idea revolucionaria de negocio que valga la pena el esfuerzo después de investigar un poco. Otra posibilidad es la formación que te pueden ofrecer con un puesto de trabajo. La escasez de personal calificado a nivel nacional está haciendo más y más difícil que los empleadores encuentren las habilidades y la personalidad que necesitan; por tanto, muchos empleadores están ofreciendo formación y entrenamiento en el puesto de trabajo para cumplir con los requisitos necesarios para desempeñar el cargo. Siempre piensa en cómo se pueden aplicar tus habilidades a un nuevo campo de acción.

¿Se puede lograr un equilibrio entre trabajo y familia?

Sí, pero el equilibrio ideal siempre está cambiando. Puede que quieras trabajar más durante algunas etapas de la vida de tus hijos, pero en otras, también puedes querer estar más tiempo en casa. No es posible definir lo que es el equilibrio ideal porque todos somos diferentes así que, para lograr alcanzar el balance de ideal, tienes que estar conforme con las decisiones que tomes y debes asegurarse de que las responsabilidades familiares sean compartidas.

Consejos para las madres que están amamantando y trabajando al mismo tiempo

Cada vez son más los lugares de trabajo que proporcionan buenas oportunidades para la lactancia como descansos y salas para las madres. Sin embargo, las empresas que hacen esto tienden a ser las empresas más grandes y que a menudo también ofrecen una guardería en el trabajo para sus empleados. Si trabajas para una empresa pequeña o mediana que no tiene una guardería tendrás que reevaluar tus opciones. Si tu guardería queda cerca de tu trabajo, podrías hablar con tu jefe acerca de la posibilidad de recesos para ir a amamantar a tu hijo. Permanece un paso adelante y ve a tu jefe con un plan de acción que te beneficie a ti y ya la compañía. No será por mucho tiempo. Tus otras opciones son embotellar leche para el día o regresar a trabajar después de que ya hayas dejado de amamantar. Para obtener más información sobre la lactancia materna y el lugar de trabajo, visita el sitio web de la Asociación Australiana de Lactancia Materna.

La importancia de los conocedores

Enviaste una excelente hoja de vida que demuestra que eres la persona indicada para la posición de trabajo a la que aplicaste. Luego te llamaron a una o más entrevistas y les encantó tu aplicación. Sólo falta una cosa más, una referencia laboral. Incluso a estas alturas, tu referencia puede fácilmente arruinar tu oportunidad de conseguir el trabajo. Considera lo siguiente para asegurar que tu referencia no cierre tu oportunidad de trabajo:

Elige sabiamente a tus referencias. La idea es que proporcionen a tu futuro empleador una idea de tu carácter y de tu desempeño a nivel laboral.

Si tienes algunas buenas referencias, así ya no trabajes para ellos, permanece en contacto. Cada 6 meses, comunícate con ellos y averigua si siguen estando a gusto con que los pongas a ellos como referencia laboral.

Si logras conseguir una entrevista con un potencial empleador y sientes que sale bien, llama a tus referencias para decirles que puede que los llamen a preguntar acerca de ellos.

Si llevas más de dos años sin trabajar considera en añadir otras posibles referencias. Por ejemplo, ¿has hecho algún voluntariado o trabajo de caridad durante este tiempo? ¿Has hecho parte de algún tipo de comité como por ejemplo de algún colegio? ¿Has estado en algún empleo informal?

Tus amigos y familiares no deben ser tus referencias. La información que ellos proveen es generalmente sesgada y no proporcionará una evaluación justa de tu rendimiento laboral ni de tu carácter.

Cómo readaptarse a la vida laboral como madre

La idea de un cambio de campo de acción después de tener hijos, es una idea común entre los padres que vuelven al trabajo. Puede que sea debido a que tu trabajo actual es poco flexible y quieras trabajar desde tu casa, tal vez no estas satisfecha con un puesto de menor rango de medio tiempo, o quizás simplemente ya no tienes ganas de seguir haciendo lo que has estado haciendo durante los últimos 10 años.

Un cambio en tu campo de acción puede marcar el inicio de un nuevo capítulo en tu vida profesional; sin embargo, para llegar a este punto es necesario abordar el tema y pensar en el quién, qué, cómo y por qué. ¿Qué has estado haciendo hasta ahora? ¿Qué habilidades has recogido en el camino? ¿Cómo puedes adaptar tus habilidades y aplicarlas a un nuevo entorno? A menudo, las respuestas están en tu hoja de vida, asumiendo que la tienes al día.

Puedes hablar con tu empleador actual o anterior acerca de tu intención y pedirles su opinión. También deberías considerar hacer un pequeño curso acerca de la nueva línea de trabajo a la que le estas apuntando, que te dará una idea de los procesos habituales, procedimientos y el vocabulario con el que tendrás que familiarizarte.

Mientras tengas las bases requeridas para hacer un cambio en tu campo de acción, puedes hacer lo que quieras. Ser padre es el mayor cambio de tu vida; por lo tanto, un cambio en tu campo de acción es más que posible.