Avances tecnológicos y embarazos múltiples

El nacimiento de trillizos, cuatrillizos y otros alumbramientos múltiples se cuadruplicó debido al desarrollo de tecnologías reproductivas que estimulan la producción de óvulos y a la implantación en el útero materno de varios embriones fecundados in vitro.

El nacimiento de trillizos, cuatrillizos y otros alumbramientos múltiples se cuadruplicó debido al desarrollo de tecnologías reproductivas que estimulan la producción de óvulos y a la implantación en el útero materno de varios embriones fecundados in vitro.

La incidencia de los tratamientos de fertilización asistida en el incremento de embarazos múltiples es altísima. En los últimos años se hizo relativamente frecuente la noticia de nacimientos de quintillizos, sextillizos e incluso septillizos, algo inimaginable 30 años atrás.

¿Cómo influyen los avances tecnológicos en embarazos múltiples?

Según datos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, en 1999 se redujo por primera vez en 10 años el número de partos triples, cuádruples y otro tipo de partos múltiples, básicamente como resultado del perfeccionamiento de las tecnologías reproductivas que en la actualidad tienen más en cuenta el control médico en las transferencias de embriones al útero.

Sin embargo, la cantidad de partos de mellizos continúa en aumento. Según el Centro Nacional para la Estadística de la Salud de Estados Unidos (National Center for Health Statistics), la tasa de nacimientos de mellizos aumentó en un 59 por ciento desde 1980. En el presente, cada 1000 bebés que nacen, 3,1 son mellizos o gemelos.

Avances tecnológicos para embarazos múltiples

Estos son algunos de los avances que han favorecido el aumento de la tasa de nacimientos múltiples:

Medicamentos que estimulan la ovulación y la fertilidad, como el citrato de clomifeno y la hormona folículo estimulante (FSH) que favorecen la producción de óvulos que, si son fecundados, pueden resultar en embarazos múltiples.

Los métodos de fecundación asistida como la fertilización in vitro (FIV) suelen usar medicamentos que estimulan la producción de óvulos que luego de ser fecundados se transfieren al útero para su desarrollo. La medicina tiene en cuenta ahora que es indispensable el control en las transferencias de embriones al útero, para que las mujeres tengan menos bebés y que sean más sanos.

Píldoras anticonceptivas. Cuando la mujer queda embarazada en el mes siguiente a la suspensión de pastillas anticonceptivas que inhiben la ovulación aumentan las posibilidades de que se produzca un embarazo múltiple.

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar